El Gobierno de Canarias ayer jueves 18 de marzo de 2021, en rueda de prensa comunicó que la isla de Tenerife pasará a nivel 3, por lo que se prohibe el consumo en zonas interiores de bares, cafeterías y restaurantes. Con el objetivo de mitigar los efectos negativos de las limitaciones acordadas por el Gobierno de Canarias para la isla de Tenerife, el Ayuntamiento de Granadilla de Abona, a través de un Bando del alcalde, José Domingo Regalado, se autoriza al sector de la restauración (bares, cafeterías y restaurantes), a la instalación frente a sus fachadas (aceras, plazas y terrazas) de mesas y sillas, de forma provisional y extraordinaria, siempre que se cumpla con las distancias establecidas (debe existir un mínimo de 90 centímetros libres desde la fachada del local hasta las sillas para el tránsito de viandantes) y protocolos sanitarios durante la vigencia de la isla de Tenerife en nivel 3.